Nuestros Principios

  1. Creemos que la Santa Biblia es la inspirada Palabra de Dios, infalible, y única autoridad para la doctrina y vida cristiana.

  2. Creemos en un solo Dios que ha existido siempre en tres Personas (la Trinidad en unidad), revelándose como Padre, Hijo y Espíritu Santo.

  3. Creemos en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, Su nacimiento virginal (de la bienaventurada Virgen María, que concibió del Espíritu Santo), Su vida impecable, Sus milagros, Su muerte expiatoria y vicaria, Su resurrección corporal,Su ascensión a la diestra del Padre, y Su regreso personal en poder y gloria. Entretanto Jesucristo es el único Mediador entre Dios y los hombres (1ª Tim. 2:5).

  4. Creemos que el hombre fue creado originalmente a imagen y semejanza de Dios, de quien ha sido separado a causa del pecado.

  5. Creemos que para la salvación de los perdidos, es esencial la regeneración por medio del Espíritu Santo. A su vez, el perdón de los pecados es en virtud de la muerte expiatoria de Jesucristo en la cruz del Calvario, y por la sola fe y arrepentimiento por nuestra parte, porque "la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado" (1ª Jn 1:7).

  6. Creemos en el ministerio presente del Espíritu Santo como único vicario infalible, que mora en todo verdadero creyente para capacitarle, enseñarle, guiarle, consolarle, y librarle de error.

  7. Creemos en la unidad espiritual de todos los creyentes en Cristo, en la iglesia cristiana apostólica y universal. Estos creyentes se congregan en iglesias locales autónomas, con el propósito de la comunión, adoración, oración, enseñanza, evangelización, y servicio cristiano. Reconocemos como único fundamento y Cabeza de la Iglesia a Jesucristo, según las claras enseñanzas de la Biblia (Ef. 2:20; 1:22, 23; 1ª P.2:4-6).


@webmaster
© dcb